La lucha contra la falsificación sigue evolucionando en el sector electrónico

Por: SiliconExpert el 28 de febrero de 2019

La falsificación de productos electrónicos no es una panacea - YetGuestBlog by Barb Jorgensen, EPSNews

La industria electrónica ha desarrollado algunas de las tecnologías más revolucionarias de la historia de la humanidad. Sin embargo, las mejores mentes de la alta tecnología han sido incapaces de superar uno de los retos más insidiosos del sector: la falsificación de productos electrónicos.

Hasta cierto punto, los avances tecnológicos no han hecho sino agravar el problema: los componentes electrónicos pueden clonarse ahora tan bien que no pueden distinguirse del artículo auténtico. Pero la falsificación no es sólo un problema tecnológico: las prácticas de adquisición y la cadena de suministro también contribuyen a la proliferación de dispositivos falsos.

En la actualidad, no existe una solución milagrosa para la falsificación de productos electrónicos.

Los componentes no auténticos suelen ser dispositivos de calidad inferior reciclados o piezas modificadas para que parezcan lo que no son. Los falsificadores suelen apuntar a componentes de alto valor, muchos de los cuales se destinan a las industrias de defensa, aeroespacial, automovilística y médica. El distribuidor PRB Logics Corp., por ejemplo, ha sido acusado por el gobierno de Estados Unidos por la venta de circuitos integrados falsificados destinados a aplicaciones militares. Esta es la vía más rentable para los delincuentes.

Sin embargo, las prácticas de la cadena de suministro contribuyen a la circulación de piezas falsas. Los fabricantes de componentes originales (OCM) intentan restringir su distribución a los distribuidores autorizados, que son auditados por sus estrictas prácticas de control de calidad. Los distribuidores compran directamente a las fábricas de los OCM; rastrean los dispositivos a través de números de pieza, códigos de fecha u otros identificadores; y pasan a través de las garantías de los OCM. Los canales autorizados equivalen a comprar directamente a OCM.

Las asociaciones industriales y las organizaciones de normalización han contribuido de forma significativa a unas prácticas de adquisición sólidas. Los distribuidores comerciales utilizan la norma SAE Aerospace 6496para detectar componentes fraudulentos y falsificados. Las normas de aprovisionamiento del Departamento de Defensa, bajo los auspicios de la Ley de Autorización de Defensa Nacional(NDAA y DFARS), son amplias y exhaustivas.

No obstante, debido a la imperfección de las previsiones, siempre hay componentes electrónicos sin utilizar en la cadena de suministro. Si los clientes no pueden devolver las existencias, pueden vender los componentes en el mercado abierto. Muchos de estos dispositivos los compran distribuidores que no están autorizados por los propietarios de las marcas y a los que no se exige que cumplan las prácticas de control de calidad establecidas.

Aunque muchos distribuidores no autorizados se esfuerzan por vender productos auténticos, los menos escrupulosos trafican con falsificaciones o mezclan piezas defectuosas con dispositivos genuinos.

Existen prácticas incoherentes para identificar y eliminar componentes sospechosos dentro de la cadena de suministro de productos electrónicos. La NDAA y el DFARS se aplican a todas las fuentes de componentes, pero en gran medida se autocontrolan. En otros organismos, como la NASA, no existen sistemas centralizados paraidentificar y compartir información sobre componentes o proveedores sospechosos.

Se anima a los fabricantes comerciales a denunciar las falsificaciones a organizaciones como el Programa de Intercambio de Datos de la Industria Gubernamental (GIDEP ). Dado que el GIDEP exige una total transparencia -las partes informantes y los propietarios de las marcas deben ser identificados-, las empresas temen que su reputación se vea empañada. Por ello, algunas empresas se limitan a gestionar ellas mismas las notificaciones de falsificación.

ERAI, una organización que supervisa, investiga y notifica problemas que afectan a la cadena de suministro de productos electrónicos, mantiene la confidencialidad de las organizaciones que notifican dispositivos sospechosos. Si se cuestiona la autenticidad de las piezas, ERAI organiza pruebas de los componentes. Sin embargo, no existen acuerdos formales de intercambio de información entre ERAI, GIDEP y otros puntos de venta que luchan contra la falsificación.

Las soluciones contra la falsificación se han centrado últimamente en la trazabilidad de los componentes. La cadena de suministro autorizada promueve la compra y venta sólo a través de distribuidores franquiciados que puedan proporcionar la procedencia de cualquier componente. Pero el seguimiento de un componente desde la fábrica a lo largo de su ciclo de vida es problemático. La RFID y dispositivos como las microetiquetas se han planteado como posibles soluciones. Otros esfuerzos incluyen:

Applied DNA Sciences, Inc. ha desarrollado ADN de origen vegetal que puede utilizarse con fines de rastreo. Battelle, desarrolladora de soluciones, ofrece una autenticación rápida y no destructiva de componentes electrónicos, que permite separar los componentes clonados o falsificados de los auténticos a un coste inferior al de métodos alternativos.Optimal+ ofrece soluciones de software para recopilar, limpiar y agregar datos de múltiples lugares de fabricación de chips. Los directivos de la empresa prevén aplicar los datos para crear identificadores únicos de los componentes. A continuación, esos datos pueden utilizarse con fines de verificación.

Es poco probable que se adopte una única solución en toda la industria electrónica. Los mercados finales tienen diferentes niveles de tolerancia al riesgo. El sector de la electrónica de consumo ha tenido sus historias de terror, pero los mercados automovilístico, médico, militar y aeroespacial no toleran las piezas defectuosas. Los segmentos industriales buscan las soluciones que mejor se adapten a sus necesidades.

Al mismo tiempo, la gama de sistemas y herramientas de lucha contra la falsificación es muy amplia. La información sigue siendo un poderoso medio para frustrar los esfuerzos delictivos. SiliconExpert En este sentido, el Grupo de Seguridad de la Cadena de Suministro , que ofrece diversas herramientas y servicios que mejoran la seguridad de la cadena de suministro y de los componentes. No se pierda su Market Insights: Counterfeit Risk & Mitigation Thought Leader Panel Discussion el jueves 31 de enero a las 10 a.m. hora de la montaña. Puede inscribirse gratuitamente en https://www.gotostage.com/channel/9a2fa1579a37481caed92057d1fc3b67/recording/4914939cfc464cfdbd0a48f94f63e09c/watch?source=CHANNEL

3