Castillos de arena persistentes: Comprender y mitigar los retos de las áreas de negocio

Por: SiliconExpert el 12 de agosto de 2019

Retos de las áreas de negocio y evolución de la mitigaciónSeriede artículos semanales de 5 partes sobre liderazgo intelectualAutor: George Karalias, Consultor Ejecutivo del Sector

No hace mucho tiempo, dirigir una empresa significaba tener buenas relaciones con los proveedores, que eran la savia de su programa de producción. Si era fabricante de juguetes, tenía que abastecerse de madera, plástico, metal y otras materias primas que componían el próximo juguete infantil imprescindible. Si era panadero, tenía proveedores de harina y azúcar. Si trabajaba en la industria automovilística, tenía línea directa con el suministro de acero en Pensilvania.

Hoy, esos juguetes necesitan electrónica. Los sistemas de mezcla y cocción de los panaderos funcionan con electrónica. Y los coches son más de ordenador que de metal.

¿Cómo vas a seguir el ritmo de todos los desarrollos exigentes que hay que construir y crear? Si intentas seguir el ritmo manualmente, te quedarás atrás rápidamente. Hay demasiadas cosas que se te pueden escapar. La ayuda para descifrar estos datos y extraer lo que necesitas está ahí fuera. De ti depende aprovecharla.

Cuando planifiques tu última y gran creación, no metas la cabeza en la arena: ¡construye un castillo de arena! Pero recuerda que, aunque tu castillo pueda parecer idílico ahora, se avecina un tsunami de problemas que podría echar por tierra tus planes si no haces los deberes.

Hay que actuar con diligencia en muchos frentes. Desde el cumplimiento de la normativa federal, internacional y estatal hasta la mitigación de la obsolescencia en la fase de diseño, pasando por la eliminación del riesgo de componentes procedentes del mercado de falsificaciones y el establecimiento de una taxonomía adecuada de los componentes, es absolutamente necesario contar con un plan para lo que nos espera.

Hay demasiada información que le llega de todas direcciones y que puede afectar a su tiempo de comercialización, a la eficacia de su producción y a sus márgenes.

La mejor manera de saber qué hay que tener en cuenta y cómo hacerlo con antelación es en la fase de diseño. A la larga, ahorrará muchos costes y estrés.

Como todos sabemos, una lista de materiales (BOM) es una relación exhaustiva de las materias primas, los subconjuntos, los conjuntos intermedios, los subcomponentes, las piezas y las cantidades de cada uno de ellos necesarias para fabricar un producto final.

Examinemos una situación típica: Una empresa diseña y fabrica un producto compuesto de múltiples materiales junto con varios componentes electrónicos clave. Hay un plazo firme de entrega al mercado. ¿Cómo puede esa empresa asegurarse de que ninguno de los pasos necesarios para la producción sea víctima de imprevistos?

Tener acceso a un flujo de información que le proporcione alertas en tiempo real sobre todos los niveles de la existencia de su producto es como contar con todo un departamento de empleados especializados altamente cualificados que vigilan incansablemente cada movimiento de una situación de suministro y se anticipan a cualquier cambio en las prioridades.

En muchas empresas, la gestión del ciclo de vida del producto (PLM) gestiona el proceso de innovación y diseño. La PLM es un enfoque sistemático para gestionar la serie de cambios por los que pasa un producto desde su diseño y desarrollo hasta su retirada o eliminación definitiva.

Una vez que se ha diseñado y aprobado un producto, la planificación de recursos empresariales (ERP) garantiza que los productos de calidad se fabriquen a tiempo y con costes controlados. Normalmente, la ERP afecta a la planificación de recursos de fabricación, RRHH, compras, gestión de inventarios, gestión de pedidos y contabilidad.

La PLM es parte integrante del modelo de producción ajustada. El software PLM puede automatizar la gestión de los datos relacionados con los productos e integrarlos con otros procesos empresariales, como los sistemas ERP y de ejecución de la fabricación (MES).

¿Cómo puede afectar la cadena de suministro al diseño, para bien o para mal? ¿Qué decisiones clave garantizarán el resultado correcto? ¿Cómo ahorrará dinero? Busque el ahorro de costes en la fase de planificación de la cadena de suministro. Un sistema PLM o ERP no es suficiente para tener una visión clara de todos los detalles de un producto. Una transformación digital completa incluye información precisa y en tiempo real que alimente directamente sus plataformas existentes. Es la clave para no quedarse atrás. Hay muchas cosas que se pueden pasar por alto. La obsolescencia de componentes puede significar la desaparición de una pieza clave de un producto. El riesgo de falsificación puede ser el cáncer de la existencia de un producto porque causa daños inimaginables. La conformidad tanto del uso de minerales como del contenido químico puede aparecer donde menos se espera. ¿Sabe realmente lo que hay en esos subconjuntos? Y, por último, la clasificación de las piezas no va a estar completamente contemplada ni siquiera en la mejor lista de componentes aprobados (ACL). Si los nombres no coinciden, tampoco lo harán los datos.

El acceso a los datos es sólo el principio. Comprender cómo difundirlos es fundamental. SiliconExpert examinará todas estas cuestiones en próximos artículos. Vuelva la semana que viene para leer la segunda parte de 5.

Si desea profundizar en el tema o comentar el artículo de hoy, póngase en contacto con sales@siliconexpert.com.

3